Viajar como paciente internacional

Turismo de salud: Viajar como paciente internacional

Muchas personas y profesionales de la salud y bienestar en todo el mundo están considerando participar en el turismo de salud.

¿Qué deben considerar los turistas antes de viajar fuera del país para servicios de salud y bienestar? En la mayoría de los casos, los viajes con fines médicos – al menos para procedimientos no emergentes – todavía requieren una planificación anticipada y meticulosa. Los viajeros médicos tienen algunos identificadores comunes clave:

 

  • Están viajando a un país extranjero para recibir atención o consulta de salud y bienestar
  • No serán residentes en el país al que viajen y se requerirán documentos apropiados para la entrada
  • Probablemente estarán en un país donde el lenguaje puede ser diferente, así como la cultura y el ambiente en general

Los turistas de salud no sólo tienen que confirmar por adelantado sus citas y/o tratamientos, sino también considerar el post operatorio o el periodo de recuperación otro país.

La mayoría de los viajes por salud y bienestar son vuelos comerciales y generalmente el turista-paciente va acompañado con un miembro de su familia. En algunos casos el turista de salud requiere asistencia adicional para llegar a su destino, es allí donde cobran protagonismo los facilitadores y promotores que el usuario contactó con anterioridad.

Los turistas de salud podrían fácilmente ser abrumados con la planificación, la transferencia de expedientes médicos, las instrucciones de la instalación receptora, la evaluación post-procedimiento, alojamientos o itinerarios durante su tratamiento de salud y bienestar, la gestión de sus recuperaciones, comunicaciones y atención al regresar a su país de origen.

Una planificación minuciosa es un componente importante del turismo de salud y bienestar. Por eso es importante ver las diferentes opciones disponibles y seleccionar las que mejor se adapten a las necesidades y condiciones del paciente-turista y que por supuesto cuenten con avales de calidad para la prestación de servicios de salud y bienestar con niveles internacionales.

Un ejemplo a seguir para quienes deseen ingresar al sector de Turismo de Salud es los Estados Unidos. Muchos hospitales en el país norteamericano cuentan con departamentos internacionales que se centran sólo en el servicio y la asistencia a los turistas de salud extranjeros y sus familiares antes de su arribo y hasta que su tratamiento está completo.

Así mismo cuentan con coordinadores de viajes internacionales que sirven de enlace entre el turista-paciente con los profesionales e instituciones de salud y bienestar donde se tratará. También clínicas y hospitales tienen departamentos internacionales que junto a los coordinadores gestionan todo lo relacionado con el viaje de salud.

En conclusión, una planificación acertada junto con la selección apropiada del destino, es la combinación idónea para disfrutar de una excelente y positiva experiencia de turismo de salud internacional que combine la búsqueda del bienestar y la oportunidad de conocer otras culturas.

 

Extraída de MTA Magazine

Comunicaciones AVTS/wrpg

 

Comments:0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *